APRENDICES EN PRO DE LA COMUNIDAD Y EL PLANETA

El Pasado sábado 18 de mayo los aprendices de Técnico en Mantenimiento de Equipos de Cómputo y Técnico en Sistema del Complejo Tecnológico Minero Agroempresarial, realizaron la “1ª. Jornada de Donación de Equipos de Cómputo” en La Ciudadela del municipio de Puerto Berrío.
 


El objetivo de esta jornada fue reciclar equipos de cómputo en buen estado para dotar la vereda La Cristalina en inmediaciones del municipio, la cual se encuentra en un estado de abandono y extremada pobreza. Ellos recibieron de la comunidad porteña algunos elementos como teclados, mouses, estabilizadores, monitores, torres, entre otros elementos.

Los aprendices aplicarán sus conocimientos técnicos en estos elementos, para dejarlos en buen estado e instalarlos en la vereda y ponerlos al servicio de la comunidad.

Desde el inicio de su programa de formación, estos aprendices del CTMAE, se trazaron el objetivo de dotar esta vereda de una sala de computo, que le servirá a grandes y chicos para estar conectados con la tecnología y el conocimiento. Hoy que están a punto de terminar su formación e iniciar sus prácticas, están desarrollando diversas acciones para cumplir su objetivo… dotar la sala con 10 computadores.
 


En esta propuesta hay también un componente ecológico, en las últimas décadas, se ha observado un incremento en el uso y dependencia de las computadoras. Esto nos presenta una encrucijada a la hora de decidir qué hacemos con las unidades y periferales que por el pasar del tiempo se vuelven "obsoletas" o simplemente sale al mercado una versión mejorada. Se ha creado un nuevo tipo de desperdicio sólido, que debe ser manejado de una forma diferente, debido a la diversidad de materiales que en él se encuentran, siendo una buena opción reutilizar estos elementos de computo que las personas no usan o almacenan sin saber qué hacer con ellos.

Los aprendices realizaron mantenimiento preventivo y correctivo a los equipos de las personas del municipio, que llevaron sus equipos de computo.
 

Los valores de estos jóvenes y jovencitas, sumados con el compromiso de su instructora Adriana Lizeth Calderón Galvis, llevarán a una comunidad aislada en el municipio de Puerto Berrío, una gran ayuda que les permitirá acceder a un mundo de información y cultura y aportarán un grano de arena a la descontaminación del planeta.

No hay comentarios.: