LA EQUIDAD DE GÉNERO, MAS QUE UNA NECESIDAD… UN DERECHO

El CTMAE, celebró el pasado jueves 4 de marzo el Día de la Equidad de Género en la Subsede de Cisneros, con una programación cultural a la que asistieron, directivos, instructores y aprendices.



El objetivo de este encuentro, fue crear conciencia de los asistentes sobre los abusos que hoy todavía se presentan en contra de la mujer Colombiana.

El concepto de   Género, hace referencia al tipo de relaciones que se establecen entre hombres  y mujeres de una sociedad particular, teniendo en cuenta las características, los roles, las oportunidades y las posibilidades que el grupo social asigna a cada uno de aquellos y aquellas que la conforman.

El concepto de Equidad de Género, hace referencia a la construcción de relaciones equitativas, entre hombres y mujeres, desde sus diferencias, tanto como a la igualdad de derechos, al reconocimiento de su dignidad como seres humanos y a la valoración equitativa de sus aportes a la sociedad.




En Colombia,  la Alta Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, implementa estrategias que permitan establecer una Política Pública Nacional para la Mujer, tomando como fundamento Jurídico: El artículo 43  de la Constitución Colombiana, el cual establece:” La Mujer y el Hombre tienen iguales derechos y oportunidades.  La Mujer no podrá ser sometida a ninguna clase de discriminación.  Durante el embarazo y después del parto gozara de especial asistencia y protección del Estado.  El estado apoyara de manera especial a la mujer cabeza de hogar”.

Para el gobierno nacional y la sociedad civil en Colombia, se ha convertido en un reto la construcción de un país, que ofrezca igualdad de oportunidades en el desarrollo y crecimiento individual para todas y todos.

Uno de los sectores poblacionales más afectados por la inequidad, es el de las mujeres Colombianas, a pesar  de los  avances y los movimientos a favor de lograr la equidad entre hombres y mujeres, documentos, como el Índice de Desarrollo de Género (IDG)  y las investigaciones del Observatorio de  Asuntos de Genero (OAG),  registran en cifras,  fenómenos como” la feminización de la pobreza”, en especial entre las mujeres cabeza de hogar.



En materia laboral, es más difícil para la mujer encontrar  empleo, se encontró que en el sector privado, cuando una mujer  asume un empleo, con igual grado de capacitación y responsabilidad de un hombre, esta recibe menor salario, de igual manera muy pocas mujeres, reciben cargos directivos  o de elección popular, para lo cual su participación es  menor que la de los hombres.

La violencia en todas sus formas, presenta a la mujer como su víctima predilecta, esta violencia sumada  al tráfico de personas y al desplazamiento forzado generan impactos negativos en nuestras mujeres.

Los casos de embarazo precoz en adolescentes, la mortalidad materna y las enfermedades de transmisión sexual, demuestran la precariedad de nuestro sistema de  salud en atención a la mujer.

El electorado Colombiano es representado en un 50% por la Mujer Colombiana y su representación en altos cargos de decisión del  Estado, Senado, Cámara, es de solo, aproximadamente el 8%.

En materia educativa, prevalece el alto índice del analfabetismo en la mujer  campesina y continua la deserción escolar por embarazos en adolescentes.

La aplicación de normas discriminatorias, contra la mujer crea desventajas de las mujeres en el acceso a la justicia.


El SENA también participa de espacios en los que forma integralmente a sus aprendices creando eventos que les permitan reconocerse y que la diferencia de géneros sea el punto de identificación en defensa de los derechos de las mujeres Colombianas.

No hay comentarios.: