El SENA apoya a paneleros en la implementación de normas sanitarias

Desde septiembre pasado rige la Resolución 4121 del Ministerio de Protección Social, mediante la cual se ajustaron algunos requisitos sanitarios, que buscan la producción de panela de mejor calidad y su acceso a mercados nacionales e internacionales.  Bajo esta medida, el SENA a través del Complejo Tecnológico Minero Agroempresarial inició un plan de acción para capacitar a los paneleros de las subregiones antioqueñas del nordeste y Magdalena medio, para  facilitar el cumplimiento de la normatividad.

Dicho plan incluye dos procesos de formación, uno en manipulación de alimentos y otro en control de plagas y roedores, ya que de acuerdo con la norma, las agroindustrias paneleras deben contar con programas de control integrado de plagas y con un plan de capacitación continua para el personal.

El 33% de la producción de este alimento en Antioquia se concentra en estas subregiones del departamento. Cerca de 1.000 productores se forman en prácticas higiénicas y planes de manejo de plagas, gracias a la presencia y acompañamiento de los instructores SENA en los trapiches.

“El SENA ha sido una institución de apoyo importante para la constitución de nuestro trapiche, porque ha realizado una mirada ambiciosa del sector y ha contribuido a que el productor y el procesador entendamos nuestro papel, porque si bien se trata de una industria que tiene aceptación, también tiene exigencias”, expresó César Patiño, Gerente de la Empresa Comunitaria Agrícola Dulce Sabor ECODULA, trapiche del municipio de San Roque.

Además, con el fin de garantizar la buena calidad de la panela, el Ministerio de Protección Social ha reiterado la importancia de la Resolución 3544 de 2009,  que establece requisitos como el empaque  individual,  rotular con la información del producto, sus ingredientes, la marca comercial, el nombre del trapiche, las condiciones de conservación, peso neto y fecha de producción.

“Antes quien iba a una tienda se encontraba con que todo el mundo cogía la panela y la manoseaba, contaminándola. Ahora la panela debe estar empacada; estas medidas sanitarias son muy acertadas porque así el consumidor se siente satisfecho”, explicó Guillermo Arboleda, socio de ECODULA.


Acogerse a las normas es buen negocio

La producción de panela, una de las principales actividades agropecuarias del país, también ha sido reglamentada por la Resolución 779 de 2006, a través de la cual el Ministerio de la Protección Social especificó las normas en cuanto a infraestructura de los trapiches; sin embargo, dados los gastos que implican estos cambios, los productores se comprometieron a hacer gradualmente las modificaciones.

Sin embargo, existen trapiches como ECODULA,  que ya han implementado dichas reglas: equipos y utensilios de fácil limpieza y desinfección, la distribución del trapiche tiene un flujo secuencial del proceso, separación del trapiche y la vivienda,  y se han delimitado las áreas del proceso (recepción y molienda, evaporación y concentración de jugos, batido, moldeo, empaque y almacenamiento).

En este proceso de reestructuración, la asesoría y acompañamiento de entidades como el SENA ha sido fundamental, pues  los ha formado en todos los procesos, desde el cultivo de la caña con abonos orgánicos hasta la definición de su misión, visión y política de calidad.

“Esta empresa comunitaria es un ejemplo para los trapiches tradicionales que aún trabajan de forma rudimentaria; por eso entes como la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria –UMATA–,  del municipio, el SENA, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos –INVIMA–,  y la Secretaría de Agricultura, nos articulamos para mejorar las agroindustrias que tanto le aportan al país, porque la panela no es un simple endulzante, es un alimento y debe acondicionarse a las exigencias de los mercados nacionales e internacionales para poder incursionar en ellos”, dijo Mauricio Acevedo, técnico de la UMATA de San Roque.

Gracias al cumplimiento de las medidas en pro de una panela de alta calidad y 100% limpia, el 90% de la producción de ECODULA, que genera cerca de 60 empleos, es para la compañía de galletas Noel, además de comercializarla en Almacenes Éxito, panaderías y empresas productoras de guarapo de la región.

No hay comentarios.: